Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios. Obtén más información en nuestra Política de Cookies.

Martillos 

Hay 26 productos.

A la hora de seleccionar un martillo, debemos tener en cuenta características como su potencia, su velocidad de impacto y de rotación y el tipo de alimentación, a batería o cableado.

por página
Viendo 1 - 12 de 26 artículos

El martillo percutor, puede perforar muros de hormigón, ladrillo o piedra sin dificultad, facilitando cualquier tarea de perforación que se nos presente. Esta herramienta utiliza brocas específicas para trabajos duros de perforación. El mecanismo interno del martillo crea un movimiento de vaivén en el mandril, haciendo que la broca impacte sobre la superficie a perforar muchas veces. De esta manera la broca se va abriendo paso a través del material con mayor facilidad. Los martillos perforadores también son más ligeros que los martillos demoledores o combinados y suelen presentar el aspecto de un taladro común. Su menor tamaño permite trabajar en espacios reducidos con mayor comodidad

El martillo demoledor es el tipo de martillo más potente, más pesado y más grande. Es la mejor opción para demoliciones pesadas, principalmente en suelo. La potencia que desarrollan estos martillos rompedores es muy superior a la de otras herramientas y están diseñados para un entorno de trabajo profesional y en uso prolongado. Soportan las tareas más difíciles, rompiendo el material con rapidez y facilidad. Por su potencia y el tipo de trabajos para los que están fabricados, se recomienda el uso de estas herramientas a profesionales. Suelen incluir sistemas anti-vibración, que aumentan el confort del usuario y evitan que el movimiento dificulte la precisión en el trabajo. También existen martillos demoledores más compactos y ligeros para trabajos en superficies verticales. Este tipo de martillos presentan un diseño en 'D', parecido al de los taladros comunes. Si vamos a utilizar un martillo rompedor, también es importante elegir el cincel adecuado para cada faena.